Viajando con Anitya

Estándar

Viajando con Anitya

instante

La palabra Anitya viene del Pali que significa Transitoriedad o Impermanencia y es una de las principales leyes con las que se rige el universo, que es el cambio, nada esta estático, todo se mueve y es que en la vida solo hay dos cosas ciertas, estas son la muerte y el cambio, de las demás no estamos totalmente seguros de que sean u existan.

El proyecto que ahora me atañe, inicio hace muchos años, pero yo no lo sabía, mi pasión siempre ha sido viajar y a medida que iba creciendo me di cuenta que una cosa era ser viajero y otra turista, la mayoría solo viaja por placer, para relajarse, evadir y disfrutar sus pocos días de descanso al año que tiene y por lo mismo intenta aprovecharlos al máximo, volviendo ese viaje que se suponía iba a ser un viaje de descanso y placer, en algo frenético que tratara de aprovechar y disfrutar, regresando a casa igual o mas cansado, aunque con la satisfacción de que hizo algo. Un viajero sin embargo se toma su tiempo no solo para preparar su viaje si no para realizarlo, no va solo en busca de placeres y experiencias fuera de lo común, viaja también para abrir su mente, para aprender, para crecer y conectarse con el mundo, estos tratan de darse más su espacio para disfrutar las cosas, pero también a muchos el tiempo los presiona y suelen caer en lo que caen los turista.

Yo siempre he admirado a la gente que se toma más de tres meses para viajar por alguna zona de mundo, he recibido en mi hogar a muchos de estos viajeros gracias a la pagina/comunidad de couchsurfing ellos me han nutrido e inspirado con sus diversas historias y motivos para viajar, me han enseñado lo hermoso que es hacerlo, pero que lo es más si lo realizas por un motivo importante, y no existe un motivo mas importante que el de ayudar, ayudar sin esperar nada a cambio, devolverle el favor a este mundo con los talentos que la vida te dio, algunos pagan por irse de voluntarios a alguna zona donde se requiera sus habilidades, otros van en el camino enseñando lo que saben, haz el bien sin mirar a quien, dicen ¿pero en realidad las buenas obras que hacemos, las hacemos sin esperar nada a cambio? La gran mayoría no y te voy a demostrar porque, cuando uno da y se sacrifica por alguien más, cuando nos lo agradece sentimos muy bonito, nos enorgullecemos de nuestra buena acción, pero cuando esta persona no nos lo agradece, es mas hasta nos insulta por haberlo ayudado, nos enfurecemos, ¿Por qué? Porque estabas esperando al menos que te lo agradeciera, no lo estabas ayudando sin esperar nada a cambio.

De mi padre aprendí eso, su vida siempre ha tenido el propósito de ayudar a las demás personas sin esperar nada a cambio, el pudo haber sido un hombre muy rico económicamente, ¿pero a que precio? Y de mi madre aprendí que la paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces, hace dos años termine la carrera de fisioterapia, mi vocación siempre ha sido ayudar, pero me requirió treinta años darme cuenta de ello, y como buen egresado uno sale al mundo a hacer dinero para materializar sus sueños, yo soñaba con tener una gran cuenta de banco para así conseguir la ansiada libertad de salir a recorrer el mundo, sabía que tenía que prepararme y generar buenos hábitos para lograr el “éxito” en la vida, y en mi constante búsqueda de auto superación conocí la meditación y en específico la meditación Vipassana, técnica que requiere  dedicar diez días de tu vida a estar en completo silencio y sin distracciones, la idea me pareció fascinante y me prometí algún día tomar ese retiro, tuvieron que pasar tres años y cuatro intentos de ir para finalmente poderlo vivir, esto me permitió hacer un análisis profundo de mi mente, sacar la basura y los programas que me estaban impidiendo seguir mis sueños y así finalmente entender y sentir lo que William Blake menciono hace siglos:

“Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.”

Al salir de allí con una nueva percepción de las cosas y la realidad, inicio el verdadero trabajo de cambiar mi vida y de cumplir mis sueños, han pasado un par de semanas y el viaje y el propósito del mismo cada vez se concreta mas, potencie mi habilidad para escuchar y saberle decir a la gente lo que necesita para que reflexione y tal vez pueda generar un cambio en su vida, la psicología es otra área que siempre me ha llamado la atención, ahora veo que tengo un talento nato para hacer que las personas reflexionen, pero esto con base en valores universales como la gratitud, la compasión, el amor, la caridad.

Pienso arreglar un carro junto con mi padre, adoptar un perro y salir un año por todo mi país para escuchar a las personas que quieran compartirme sus problemas y tal vez mi experiencia, conocimientos y valores puedan ayudarles a ver su camino. Muchos me tacharan de loco u idealista, pero no espero cambiar el mundo, ni cambiar a las personas, solo dejarles una semilla y que cada quien decida si la riega, predicar con el ejemplo y fortalecerme física y mentalmente para el resto de mi vida.

He dejado de pensar primero en obstáculos y abrumarme por ello, ahora pienso en soluciones.

Recuerden que esto también va a pasar.

Anitya

 

Anuncios

Mindfulness Bell (Zen Apps)

Estándar

Zen Apps

Mindfulnessbell

En esta sección reseñaremos aplicaciones que nos ayudaran a desarrollar habilidades de concentración, meditación y enfoque.

Hoy le toca a una pequeña y sencilla app que ya tengo cierto tiempo usándola, y me parece muy buena, se llama Mindfulness Bell, la cual hace sonar de manera “aleatoria” un cuenco tibetano, uno puede programar el intervalo de tiempo en que quieres que suene (5,10,15,30 min o cada hora) así como el horario que quieres que ocurra en el día, yo llevo ya varios meses usándola de 9 am a 10 pm todos los días y es una herramienta excelente no solo para reeducar nuestra atención a el aquí y el ahora, si no para reeducar muchas otras cosas más, por ejemplo, yo soy fisioterapeuta  y en la práctica siempre es esencial reeducar y enseñarle a nuestros pacientes, diferentes tipos de cosas, desde aprender a respirar correctamente, caminar, sentarse, moverse, etc y es que la gran mayoría lo hacemos mal, es complicado que una persona que lleva toda una vida haciendo algo de una forma lo cambie o modifique de forma espontánea, para eso yo les recomiendo a mis pacientes que usen un ancla, por ejemplo cada que vean la pulsera que traen en su mano, esta les va a  recordar que tienen que mantener una postura adecuada, esta aplicación nos ayuda a generar precisamente eso, un ancla que nos substrae de nuestra nube de pensamientos y nos ubica en el presente para recordarnos algo, aunque puede que estés pensando: no necesito un sonido más a mi celular, aparte de todas las notificaciones que ya tiene (llamadas, FB, twitter, whatsapp, etc) pero este sonido es peculiar y no suena exactamente cada intervalo de tiempo que lo programas si no alrededor de ese tiempo, esto para ayudar a que el sonido sea algo espontaneo y no volverse una alarma rígida,  yo inicie cada 30 minutos y me ha funcionado muy bien, otra ventaja que tiene este sonido es que subconsciente mente evoca cierta calma y felicidad, no solo a ti si, no a los que te rodean, la reacción común de las personas es un muy ligero desconcierto pero que le  sigue cierta sensación de calma y varias veces una ligera sonrisa pues es un sonido placentero, los porqué del poder de este sonido, los desconozco pero prometo investigarlo más adelante.

Los invito a usar esta herramienta que aunque es muy sencilla también es muy poderosa y te ayudara a cambiar malos hábitos.

Pros: Sencilla, efectiva, y GRATIS.

Contras: Tiene un solo sonido y hasta el momento solo esta para el sistema Android

Tip: Existe una opción en el apartado de configuración que hace que solo suene la campana y no se abra la pantalla de la aplicación, esto para no interrumpirte si estas usando el celular para otra cosa, yo descubrí esta opción mucho tiempo después.

Consejo zen: Evita ponerle tantas alarmas y sonidos a tu celular, limítate a llamadas y mensajes del cliente que más usen (whatsapp,facebook,twitter) esto les reducirá el uso del mismo y el estrés que este conlleva.

Zen

Estándar

zazen1

A manera de pequeña introducción, la palabra zen es la pronunciación en japonés de la palabra china “chan” (禪), que a su vez deriva de la palabra sánscrita dhjana que significa “meditación”

El zen es una escuela del budismo mahāyāna. Y nos remonta a la experiencia de Buda Shakyamuni, quien realizó el despertar en la postura de zazen en el siglo VI DC. Esa experiencia se transmitió sin interrupción de maestro a discípulo, formando así la línea zen.

Toda esta escuela filosófica llego a occidente en el siglo pasado, la cual se ha reflejado en diferentes ámbitos como del arte, la filosofía, arquitectura, la ciencia y es que al hablar de zen nos viene a la mente imágenes de hermosos jardines japoneses con monjes sentados en posición zazen sin que nada los perturbe, se han escrito infinidad de tratados sobre lo que es zen, pero hay que recordar que este busca la experiencia de la sabiduría más allá del discurso racional, encontrar la armonía en todo lo que vivimos para poder fluir en este universo, lo que busca la filosofía zen es recobrar esa conexión cuerpo-mente que la mayoría hemos divorciado, ¿cuantos realmente escuchamos a nuestro cuerpo? En esta era de información en que nuestros aparatos electrónicos nos distraen de todo alrededor, ¿cuantos realmente conectamos nuestra mente-cuerpo y el medio que nos rodea?

Algunas de las herramientas para lograr esa conexión de nuestro ser y de lo que nos rodea, es la atención plena (mindfulness) y la meditación, dos herramientas que iremos analizando y poniendo en práctica en esta página.

Tu tienes el control

Estándar

 

Pocas cosas en realidad son controlables por nosotros los seres humanos, pero una de ellas es lo que pensamos, a menos que tengas una enfermedad mental que te incapacite tomar decisiones conscientes y razonables, tú tienes el poder de decidir que pensar, el problema es que la mayoría de nosotros no ejercemos ese poder y dejamos que nuestro subconsciente y emociones tomen control de nuestro cuerpo y nuestra vida.

Esto viene por algo que me paso hace algunos años, yo realizaba un viaje de placer en Estados Unidos, era mi primer viaje solo al extranjero y eso me tenía tenso, tanto que la noche previa me empezó a molestar una muela, maldita sea me dije, y empecé a pensar en todas las posibles opciones, iba a estar una semana fuera e ir al dentista en USA, no era una opción por lo caro que son los tratamientos médicos allá. Trate de mentalizarme, me lleve medicamento para el dolor y fue hasta que finalmente pise la arena de mi destino y contemple el mar que mi mente se calmó y no volví a tener esa pequeña molestia en mi diente, la cual temía que se volviera algo más complicado.

Fue una semana fabulosa y como era mi costumbre cuando viajaba, quería conocer todo y experimentar lo que más pudiera el lugar, eso me agoto física y mentalmente y dos días antes de regresar, mientras terminábamos una visita al parque nacional de los Everglades, mi cuerpo se empezó a sentir enfermo, cuerpo cortado, síntomas de catarro, dolor de garganta, las típicas señales de que me iba a enfermar, mi cuerpo y mi mente ya conocían las señales y sabía todo lo que se venía, pero no me podía permitir enfermarme allá, tampoco ir a un doctor y realizar todo el ritual que ya conocía, porque seria estúpidamente caro ¿Qué podía yo hacer? Fue cuando recordé que  leí sobre el poder que tiene nuestra mente sobre la forma en que nos sentimos y enfrentamos el dolor y la enfermedad, así que durante la hora de regreso a nuestro hotel, solo me repetí en mi mente “me siento bien, me siento bien”, aunque estaba algo escéptico, como algo tan básico como un pensamiento podía realizar el mismo trabajo que los medicamentos que toda la vida me habían prescrito, pero lo hice, no tenía nada que perder.

Llegamos al hotel, recuerdo que todavía con ciertas molestas, pero para la hora de la cena, mis síntomas habían prácticamente desaparecido.

Ese día empecé a romper un patrón de enfermedad que yo me había generado de manera inconsciente desde muy chico y comprendí que de cierta manera si controlaba lo que pensaba, podría controlar lo que sentía.

Sin embargo me gustaría aclarar algo, con esto no les estoy diciendo que las enfermedades no existen, hay enfermedades muy graves otras no tanto y siempre es importante que nos revise un buen médico, pero también nosotros podemos trabajar en nuestra recuperación, si nos involucramos en nuestro proceso de curación de la mano de un profesional, los resultados serán muy maravillosos y las recaídas serán menores.

Recuerden que el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional y a mí me encantaba sufrir mi enfermedad.

Entender el origen

Estándar

8406776942_aa952bd658_z

Hay dos pasos importantes para encontrar una solución a nuestros problemas de salud.

  • Entender el origen de nuestra enfermedad
  • Darnos cuentas del poder que nosotros tenemos para combatir el problema.

Hoy les voy a platicar una historia de cómo yo encontré el origen de mi enfermedad y como me ayudo a combatirla.

Yo desde los 4 años empecé a padecer problemas respiratorios, de un día para otro pase de ser un niño sano a un niño enfermizo que constantemente tenía problemas de asma, una gripa generalmente se me complicaba y me dejaba fuera de circulación hasta dos semanas.

Fue a mediados de mis 20 que me comprometí a combatir mi problema de asma y alergias con más voluntad y eso me llevo a muchos caminos, desde aprender a respirar, realizar más actividad física, tratamientos de vacunas contra mis alergias, todo ayudo de cierta manera, más los ejercicios respiratorios de los cuales hablare después, que me permitieron irme quitando los broncodilatadores que me suministraban cuando tenía una crisis.

Pero hubo un momento clave en mi búsqueda por una mejor salud, alguna vez en un campamento una chica ofrecía terapias de Reiki sin costo alguno, no voy a discutir sobre la efectividad terapéutica de Reiki en este blog, porque entraríamos en un debate interminable, pero a mí me funciono de esta manera:

No conocía a la chica, nunca la había visto en mi vida, ella me paso a una camilla donde me recostó y empezó a realizar sus pases energéticos sobre mi cuerpo,  me menciono que sentía mucha energía acumulada en mi pecho, no sé si realmente lo percibió o solo estaba tratando de dar con algún punto en común, le comente de mis problemas respiratorios y lo que me platico después fue algo que sacudió mi vida, ella me pregunto: ¿A qué edad empezaste a tener estos problemas? – A los 4 años aproximadamente.  ¿Y a esa edad tuviste algún evento traumático en tu vida? –No que yo recuerde le respondí. Ella continuo diciéndome que tuvo un paciente que a la edad de 4 años empezó a desarrollar asma, y fue debido que a esa edad nació su hermano, él era el primer hijo, el primer nieto en la familia y al nacer su hermano pierde la total atención de sus padres y de forma inconsciente descubrió que enfermándose recobraba la atención de sus padres.

Me quede helado, yo era el primer hijo, el primer nieto y a los 4 años fue cuando nació mi hermano, nunca lo había relacionado, y al empezar a enfermarme recobre la atención de mis padres, pero perdí mi salud.

El subconsciente humano opera de manera muy misteriosa y peculiar, existen bibliotecas enteras con información sobre el subconsciente y tal vez nunca logremos entenderlo, pero allí esta y opera de maneras peculiares y de las cuales rara vez nos damos cuenta, no es  hasta que realizamos un análisis profundo de nuestra historia de vida y actitudes ante ella, que podemos encontrar los origenes y entender nuestros patrones actuales de conducta, allí entra el trabajo de los psicólogos, esta terapeuta de Reiki, la cual no sé si me ayudo  con sus pases energéticos, pero si me mostró el origen de mis problemas de salud, ahora comprendía porque yo era así y que así como yo tuve el poder de enfermarme, también debería tener el poder de curarme, pero ese otro paso se los relatare en el siguiente post.

Presentacion…

Estándar
Presentacion…

Mi nombre es Reynold Muñoz soy Licenciado en Fisioterapia y siempre me he sentido atraído por el funcionamiento de la mente y el cuerpo asi como la interacción que hay entre ellos, esta pagina es el inicio de una nueva aventura donde les compartiré mi camino, experiencia y conocimiento en la búsqueda de una conciencia-cuerpo mas abierto y funcional, mas Zen.